BUSCA
Guías de Inmigración
Ciudadanía
Green Card
Visas de EE.UU.
Pasaporte
Negocios y Finanzas
Abogado de Inmigración
Formularios
Empleo en USA
Recursos Adicionales

Noticias de Inmigración

Jóvenes Centroamericanos Detenidos antes de lograr entrar a Estados Unidos

Seleccione su Idioma

 

Aclaración: Este articulo fue publicado por una organización independiente. Debe ser usado para propósitos de información solamente.  La información contenida aquí no es consejo legal. Los puntos de vista expresados en esta pagina son los de autores individuales y no reflejan la opinión del USCIS ni de ninguna otra agencia del gobierno de EE.UU.

 

Estados Unidos es el país de las oportunidades y muchos ponen en riesgo su vida por cruzar la frontera México-Estados Unidos. Mexicanos así como centroamericanos esperan hacer “buen dinero” en Estados Unidos y enviarles a sus familias para que tengan un mejor nivel de vida. Algunos inmigrantes traen a sus familias, pero otros las dejan en su país de origen. En años recientes, parece ser más común que jóvenes crucen la frontera solos. Muchas veces le informan sus planes a la familia pero algunas ocasiones simplemente se van. Son adolescentes de diferentes regiones de México y Centroamérica. Algunos han trabajado desde muy jóvenes en el campo o en las calles como vendedores ambulantes. Lo hacen para ayudar a subsistir a sus familias pero lo poco que ganan no es suficiente. Los niños son tan atraídos a Estados Unidos porque representa la posibilidad de tener una mejor vida a la que llevan actualmente. Saben que el trabajo podrá ser igual de duro o más, pero significa un nuevo camino. Para llegar hasta este país, los jóvenes centroamericanos deben primero llegar a México, en donde les esperan muchos peligros. Están ingresando a un país ilegalmente, tomando el riesgo de ser deportados por autoridades mexicanas. México deportó alrededor de 3,800 jóvenes menores con la intención de pasar la frontera con Estados Unidos en el 2005, un número mucho mayor comparado con los 700 detenidos en el 2003. Los gobiernos mexicano y estadounidense han puesto todo su esfuerzo en detener inmigrantes ilegales y evitar que estos números crezcan.

Algunos de los riesgos que los jóvenes enfrentan en su camino incluyen robo, violación, y hasta la muerte. Ellos carecen de la experiencia y madurez para enfrentar el desafiante viaje que les espera. Las autoridades mexicanas algunas veces son corruptas y los jóvenes son un blanco vulnerable. Un joven de 17 años reclamo que un policía mexicano corrupto, lo golpeo y robo toda su ropa cuando había entrado en México y esperaba su regreso a Centroamérica. Desafortunadamente, este tipo de historias son reales y hasta peores. Algunos pandilleros están a la espera de jóvenes inmigrantes que no les alcanzo el dinero para continuar su camino, y se avergüenzan de regresar a sus hogares. Muchos son forzados a la prostitución o inclusive a pertenecer forzadamente a la pandilla. Estos jóvenes detenidos por autoridades mexicanas algunas veces son enviados a la frontera con Guatemala a la ciudad llamada Agua Caliente. Allí no tienen un refugio cerca y están lejos de sus casas así que vuelven a entrar a México. Nadie los revisa ni les da seguridad. El albergue más cercano esta a 20 millas en Quetzaltenango. Consta de 50 camas y casi siempre tiene mas detenidos que su capacidad. El propósito del refugio fue dar a niños un lugar donde quedarse para que no estén en las calles mientras sus padres llegan a buscarlos.

Los refugios se llenan rápidamente y sus trabajadores enfrentan la presión de buscar mas espacio para los detenidos. Casi que lo único que pueden hacer es verificar la identidad de los padres que llegan a recogerlos. Tienen el tiempo limitado para sentarse con los niños y hablar del motivo por el cual deseaban cruzar la frontera, ni siquiera pueden indagar si el regreso de los jóvenes con sus padres es seguro. Sin embargo, al menos los gobiernos guatemalteco y mexicano tienen el acuerdo de dos veces por semana llevar a los detenidos al refugio de Quetzaltenango y deben estar presentes dos trabajadores atendiendo a los niños.

Actualmente entre los gobiernos mexicano y hondureño no existen acuerdos. Los menores de edad que tratan de cruzar a Estados Unidos enfrentan situaciones aun más difíciles. El año pasado las autoridades estadounidenses detuvieron cerca de 6,500 inmigrantes ilegales menores. Fueron enviados a refugios, pero aun así no fueron desalentados y como muchos adultos, los jóvenes tienen la determinación de cruzar la frontera y tomar todos los riesgos que esto implica. Y de alguna forma, les reconforta el hecho de que muchos han tenido éxito así que no es un viaje imposible. La seguridad fronteriza continúa mejorando sus medidas mientras jóvenes y adultos mantienen sus sueños de lograr una mejor calidad de vida en Estados Unidos.

 

No ingrese ilegalmente en EE.UU., adquiera los manuales de cómo obtener visas de Trabajo de Estados Unidos. Presione aquí para adquirir el “Manual de Información y Solicitud de Visa Para Trabajadores con o sin Habilidades Especiales H2-B”.

 

 

 

 

 

Haga click aquí para descargar la Guía de Inmigración que incluye instrucciones y formularios

 

 

 

 


 

Enlaces Recomendados:

 

 

 

 

 
  

Aclaración: Esta página no está afiliada al gobierno de los Estados Unidos. Somos una organización independiente no una organización gubernamental, suministrando información acerca del proceso inmigratorio de Estados Unidos. Visite nuestros Términos y Condiciones para Información Adicional.

Contenido, Edición y Producción: ImmigrationUnitedstates.org & USAImmigrationLawyer.org; Diseño: Terra Networks & ImmigrationUnitedStates.org